in

Misterioso caso de ovni y alienígenas en primaria de Zimbabue

Misterioso caso de ovni y alienígenas en primaria de Zimbabue

En la escuela Ariel en la ciudad de Ruwa, Zimbabue, el 16 de septiembre alrededor de la las 10:15 horas en su recreo, más de 60 niños fueron testigos de un suceso sumamente impresionante, el descenso de un ovni y de unos alienígenas.

Los niños de esta escuela, fueron entrevistados por el Psiquiatra norteamericano John Mack y la especialista en el tema ovni/extraterrestre Cynthia Hind, antes de su llegada a la escuela Ariel, Cynthia le dijo al director de la escuela que les pidiera a los niños que dibujaran lo que habían visto ese día, todos los dibujos que hicieron los niños de su experiencia vivida fueron consistentes y representan detalles importantes de la experiencia.

brionic magazine dibujos zimbabwe

Cynthia hablo con varios de los niños, ellos relatan que vieron dos ovnis sobrevolar y dos alienígenas salir de ellos, una de las niñas comento “parecía que flotaran sobre el pasto hacia nosotros”

Los niños relatan que vieron en el cielo 3 esferas plateadas, de repente desaparecieron en un destello de luz, y aparecieron en otro lugar, esto sucedió 3 veces más, las esferas empezaron a descender y una de ellas descendió en un terreno de árboles y arbustos espinosos y se quedó suspendida durante unos minutos, para algunos niños el ovni aterrizó y para otros estaba suspendido en el aire, el terreno donde permaneció el ovni no pertenecía a la escuela, y era un zona prohibida para los niños por haber muchos animales como arañas y serpientes; los niños relatan que un hombre pequeño como de un metro apareció sobre el ovni, su rostro era pálido y su cabello largo, con un cuello esquelético, sus ojos eran como una pelota de rugby, se encontraba vestido con un traje ajustado color negro brillante, los niños se acercaron a la orilla del patio para observar mejor al hombre, pero este se percató de la presencia de ellos y desapareció, enseguida apareció atrás del ovni el hombre o tal vez otro parecido a él, varios niños relataron que los hombres de la nave, les comunicó un mensaje mentalmente, y fue sobre la destrucción que estamos causando al planeta, después la esfera despegó y desapareció.

Uno de los asistentes de John Mack, Dominique Callimanopulos estuvo dos días en la escuela Ariel y entrevisto a varios niños, y se percató de algo importante, un reportero de la BBC informo que dos días antes de este suceso de la escuela Ariel muchas personas dijeron haber visto extrañas luces y ovnis en el cielo de Zimbabue.

Callimanopulos dice que no todos los niños sintieron miedo si no curiosidad de lo que estaban observando, inclusive un niño africano corrió y gritaba con miedo que los tokoloshies africanos se lo iban a comer, según Cynthia Hind en Africa existen leyendas sobre los estos tokoloshies que comen niños.

Comentan los niños que los ojos de estos seres les ordenaban observarlos con atención, una de las niñas, Elsa relato que pensó que los seres les querían decir algo sobre el futuro de nuestro planeta, como va a terminar por no cuidarlo y también al aire, inclusive relata que se sintió muy mal cuando llego a su casa, como si todos los árboles se fueran a caer y ya no hubiera aire y la gente moría, esos pensamientos son los que le transmitió el hombre de los ojos grandes.

Cynthia Hind entrevistó a los maestros de la primaria para preguntarles porque no salieron al patio cuando los niños gritaban, los maestros contestaron que ellos se encontraban en una reunión y que como siempre gritaban en el recreo, no se percataron que estaba pasando algo inusual.

Las edades de todos los niños que presenciaron este suceso, son de 5 y 12 años. Las investigaciones de John Mack y de su equipo nos dicen que el episodio no duro más de 15 minutos, y después los niños corrieron a decirles a sus maestros que se encontraban en una reunión, pero los maestros no les creyeron ya que ningún adulto presencio el acontecimiento.

Realmente no se encontró ninguna evidencia más, solo los testimonios de los niños, Gunter Hofer, colaborador de Cynthia Hind, checo con magnetómetros y contadores de geiger el terreno donde supuestamente estuvo suspendido el ovni, pero no se encontró rastro de magnetismo, ni radiación, tampoco alguna evidencia física entre la hierba que nos indicara que el ovni estuvo ahí.

Por último, John Mack basado en su capacidad y experiencia llego a la conclusión de que los niños no mentían y que escucharlos era lo más adecuado, para analizar lo que decían.

No sabemos realmente que sucedió en la escuela Ariel esa mañana del 16 de septiembre de 1994, pero John Mack considera que los testimonios de una niña de 10 años deberían ser suficientes para que los científicos tomen enserio el fenómeno ovni/extraterrestre y lo estudien sin prejuicios y mente abierta, y crear un paradigma científico que pueda explicar quiénes son estos seres extraterrestres y de donde vienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *