in

Maravilloso, Enigmático y misterioso Marcahuasi, Perú

Maravilloso, Enigmático y misterioso Marcahuasi, Perú

Probablemente hace 8000 años existió una cultura muy avanzada como la nuestra, y desapareció dejando rastros en algunos lugares de la tierra como en Marcahuasi, Perú, una meseta ubicada en la cima de una montaña rodeada de abismos y que se asemeja a un gran escenario natural, descubierta por el investigador Daniel Ruzo en 1952, el cual fotografió las enigmáticas figuras de piedra y las investigo durante años, llegando a la teoría de la existencia de un pueblo desconocido, misterioso y remoto, al cual llamo “Civilización Masma”, todas la investigación y descubrimientos fueron publicados en un libro “Marcahuasi: la historia de un fantástico descubrimiento” que fue editado en 1974. Este panorama tiene algo misterioso y enigmático, son formaciones pétreas de piedras que se encuentran en ella, la cuales tienen formas humanoides y de animales, realmente no existe la posibilidad de que estás formaciones se hayan hecho por la erosión natural, se aprecia que pudieron haber sido hechas por el hombre en la antigüedad, la técnica de estos misteriosos escultores no se ha vuelto a repetir en ningún pueblo y en otro momento de la historia de la humanidad. Marcahuasi es una meseta de origen volcánico, se encuentra situada entre 3950 y 4010 m.s.n.m en la provincia de Huarochirí, al este de la ciudad de Lima-Perú; entre las formaciones que se encuentran en este lugar se encuentra el “Monumento a la Humanidad” una gigantesca roca de granito en la cual se aprecia de diferentes ángulos muchos perfiles humanos, el valle de las focas, la vicuña, el león africano, el sapo, la diosa Thueris ( predecesor de la tortuga) y muchos más. Lo más interesante e inexplicable de este lugar es que todas estas formaciones en piedra, según el ángulo en el que se observen, el tipo de iluminación y la fecha del año, muestran más de una imagen distinta, se pueden apreciar hasta catorce rostros en el llamado “Monumento a la humanidad” a la luz del sol y sólo dos a la luz de la luna, el llamado “ El Cóndor” varía de forma cada sesenta grados, hay algunos como “El Felino” que solo se puede observar cada solsticio de invierno. Uno más de los misterios de Marcahuasi, fue que algunos investigadores descubrieron 22 centros de energía en este lugar, conocidos como “vortex” o vórtices, aparentemente estos centros de energía, tendrían varias funciones, los que se encuentran en lo más alto de la meseta eran para los individuos preparados para potentes haces de energía, 7 centros de energía sólo se activan en algunas fechas de la semana, y otros doce se activan con las fases de la luna. Todos estos centros de energía aparentemente tienen poderes curativos, y son percibidos por las personas.

brionic-magazine-valle-marcahuasi

Desde hace mucho tiempo los chamanes andinos conocían las cualidades magnéticas de Marcahuasi, ya que en la actualidad realizan algunos rituales en este lugar, como la del 5 de enero, por el brujo de San Pedro Casta, frente al monumento llamado “La bruja”.

Existe una leyenda en la cual se dice que cualquier persona que se atreva a saltar a través del infiernillo será tragada, quedando atrapado en la tierra, en una gran grieta de roca.

Se dice que Marcahuasi es un lugar estratégico de avistamiento ovni, para los lugareños este fenómeno es muy normal. El ex presidente de la comunidad tuvo un encuentro con un ovni en 1963, el caminaba cerca de unas ruinas como a las 2:00 am, estaba revisando su ganado, cuando vio un objeto que apareció en el cielo como a 20 metros de distancia con seis filas de luces, pudo observar a cinco seres de 1.20 cm. traían botas y vestían de naranja, tocaban las piedras como observándolas, regresaron a su vehículo y partieron. Otro acontecimiento ovni en 1988, cuando un disco plateado cruzó el pueblo de Marcahuasi a la vista de todos. Muchos campistas que visitan actualmente este enigmático lugar reportan apariciones de luces nocturnas.

brionic-magazine-enigmático marcahuasi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *